viernes, 10 de octubre de 2014

Macetas con botellas de plástico recicladas

No siempre que vamos a plantar en maceta disponemos de una o puede ser que no queramos gastarnos dinero en adquirirlas. Si a eso le unimos un poco de conciencia ecológica y ganas de hacer cosas por nosotros mismos podemos tener una solución.
Las botellas de plástico, sean de agua, zumos, refrescos o lo que sea, una vez acabada su vida útil, no tienen más destino que los contenedores de reciclaje amarillos. Con un poco de ganas y originalidad podemos darle un segundo buen uso. En nuestro caso su segunda vida va a ser como macetas.
Existen muy diversas formas de crear esa maceta. Nosotros usaremos una opción concreta pero, en casa, podéis buscar vuestras propias opciones y enviárnoslos. Publicaremos las que más nos gusten.

Las claves para que una maceta construida a partir de una botella de plástico sea efectiva son sencillas:
- Debemos crear un espacio suficiente para la turba y para la formación de las raíces.
- Debe permitir un riego pero evitar los encharcamientos.
- Debe permitir su apoyo o cualquier tipo de sujeción.
- Tendrá que permitir que plantemos el vegetal seleccionado y ventilar la superficie del mismo.

Procedimiento de fabricación.
1. Utilizamos una botella vieja, a ser posible grande, y la cortamos con una tijera o un cutter por un poco más abajo de la mitad. Ten cuidado tanto al cortar como con el plástico. Dicha altura no tiene porque ser exacta.
2. Haz unos pequeños agujeros en la parte próxima a la boca de la botella. Servirán para que el agua sobrante pueda salir y evitar encharcamientos. El esquema dice que tres pero pueden ser más. No los hagas demasiado grandes puesto que se saldría algo de turba.
3. Coloca dos o tres hilos que atraviesen la boca y sobresalgan un poco de la botella. Su función será absorber el agua de la parte inferior y, mediante capilaridad, proporcionársela a la turba cuando esta sufra de sequedad.
4. Añade turba a la parte de la boca hasta que casi llenemos dicha mitad.
5. Realiza la plantación que tenías pensado.
6. Rellena la parte inferior con unos 5 cm de agua y revisa constantemente que esa altura se mantenga (más o menos).
7. Riega la planta recién plantada.
8. Disfruta tu planta!!!!
            Fuente: Ecoescuela huerta Salama 


Consejo.
- Utiliza este sistema para plantar aromáticas y culinarias en casa (perejil, albahaca, cebollino, etc.)


1 comentario: